• VIDA

Liderazgo emocional en tiempos de COVID-19


Aquí os quiero compartir mi participación al medio de comunicación de RAC1 justo cuando se decretó confinamiento total de la comunidad. Dicha anómala situación, conllevó atender y acompañar a la sociedad en muchos aspectos. en nuestro caso, ofreciendo nuestro conocimiento sobre salud a la población. Dicho contenido, es a la vez, practicable a la vida misma otorgando sentido y liderazgo personal.


"Liderazgo emocional en tiempos de Covid-19".


Vivir una situación de confinamiento con cierto tiempo es para muchos una experiencia nueva, y las personas que más han sufrido una experiencia de tener la libertad coartada serían los ancianos, población diana de este virus. Las posteriores generaciones nos encontramos ante un reto. La interrupción de nuestra vida definida por una repetición de pensamientos, acciones y emociones en torno a un calendario digital y presencial nos ha llevado el preciado beneficio de: parar.



Y ahora que estamos casa qué? Me acuerdo de la frase de Vicktor Frankl "Cuando no podemos cambiar la situación en la que estamos haciendo frente, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos" con la preciada "libertad interior" de vivir los hechos de la forma que decides hacer-lo. Y la mirada, ya no es hacia fuera, sino hacia adentro. Para ir adentro, debemos saber cómo funcionamos.

Definimos 3 tipos de respuesta ante una experiencia: la cognitiva, que es el pensamiento y diálogo interno que pone palabras ante la experiencia; la fisiológica, que es toda la respuesta física (como podría ser presión en el pecho, sensación en el estómago, ...) y la emocional, que define el impacto y la posterior necesidad (siento soledad y necesito contacto con alguien). Las 3 tipos de respuesta se influyen entre sí, si yo siento calma, influye en el pensamiento y mi diálogo interno se modifica a "estoy tranquilo" y mi cuerpo se acomoda. Sabiendo esta inter-relación entre los 3 centros, se trata de trabajar con ellos de manera consciente e intencionada, es aquí donde radica gran poder en nosotros. Os proponemos 5 acciones para aprender durante el periodo de confinamiento y seguirlos para una buena vida:


  1. Definir un espacio físico del hogar como espacio-templo 'y realizar, dentro de tu pauta diaria, las acciones que definimos a continuación. Hacer un buen uso de la psicogeografía facilita el éxito de las acciones a llevar a cabo pues no estamos presentes en cualquier lugar de la vivienda. Si es al lado de una ventana, un rincón con lámpara concreta, junto a una estantería donde hay elementos simbólicamente importantes, en la ducha, déjate sentir, '¿Cuál es el espacio de mi casa que me facilita contactar conmigo mismo / a?'

  2. Para el cuerpo, que significa literalmente tener el cuerpo quieto, sentado, de pie o tumbado respetando la simetría del cuerpo. Entonces hacer 4 minutos de respiración abdominal, esto implicará que la mente se desconectan del diálogo donde se encuentre (p.e. "tengo que cocinar" "estoy hasta las narices de la situación" ...) para centrarse en la respiración y a la vez en nuestra fisiología disminuye el ritmo cardíaco y respiratorio generando un estado relajado y alejado de sensación de estrés y / o ansiedad. Durante estos minutos de respiración consciente nos diremos varias veces "me centro, me centro, centrado / a, centrado / a". Centrándose en el momento presente.

  3. Una vez tengo por mano parar y estar quieto de forma consciente, me pregunto cuál es la emoción que se me presenta. Identifico cuál es (rabia, miedo, tristeza, ...) y cómo puedo transitarla (no hacerlo implica posponerla) de manera saludable. Reconocer lo que sentimos y ocuparnos de este sentimiento favorecerá que tomemos decisiones acuerdo a nuestras necesidades y eso, cuida nuestra autoestima. Vivir la emoción acogiéndola con serenidad y sosteniendo lo que se presenta.

  4. Pensar en momentos anteriores de tu vida donde pasasteis situaciones complejas de sostener. Qué pusiste de ti para salir adelante? ¿Qué recursos personales llevaste a cabo? Anótalo en un papel y ponlo visible al día a día (p.e. en la nevera)

  5. Cuidar tu energía. Es importante mantener tu energía, sé selectivo con quién y a qué la dedicas. En una situación como la actual, podemos sentirnos más sensibles, más reactivos, pues mantenernos en salud en periodo de confinamiento con las experiencias que se están produciendo (pérdida familiar, sobrecarga laboral, pérdida de trabajo, pérdida capital económico, nostalgia de personas y contactos, imposibilidad de estar presentes, de interrumpir actividad física en el exterior, ...) ya es un reto mayor. Si hablas con alguien que te ha generado un impacto intenso, muévete, después haz un ejercicio en otro rincón de la casa. Mueve el cuerpo y moverás la energía y tu pensamiento también. Sé selectivo con lo que haces!




#liderazgo #confinamiento #energia

 

Grup Vida © Copyright 2012 - 2020 Todos los derechos reservados. Nota Legal y Política de Privacitat